Cómo afecta el cambio de hora a nuestro cuerpo

Cómo afecta el cambio de hora a nuestro cuerpo

Este fin de semana toca cambio de hora: a las 3 a.m. serán las 2 a.m. y podremos remolonear una hora más en la cama. Pero, ¿hasta qué punto afecta en nuestro cuerpo este pequeño cambio? ¿Influye tanto como el jet lag?

Efectivamente, el cambio de hora tiene cierto impacto en la alteración del ritmo circadiano ya que experimentamos una variación en la cantidad de melatonina. La melatonina se encarga de regular los ciclos de vigilia y de sueño: conforme más tiempo pasamos al sol, más nos cuesta quedarnos dormidos.

Entonces, ¿hasta qué punto afecta el cambio de hora de otoño? Lo cierto es que este cambio de hora no tiene tanto impacto como el de primavera, ya que en marzo perdemos una hora de sueño para ganar una hora de luz, lo que descontrola más nuestros ciclos al dificultar más el sueño inicialmente. Sin embargo, nunca está de más ayudar a regular estos cambios que tenemos previstos para reducir al mínimo su impacto (aunque vaya a ser leve).

Hoy, como expertos en descanso, te realizamos algunas recomendaciones para reducir el efecto del cambio de hora en nuestra calidad de sueño:

  • Acostarse un poco antes los 3 o 4 días previos al cambio de hora. Como ocurre cuando hacemos la vuelta al cole después de unas largas vacaciones, el cuerpo debe ir aceptando paulatinamente el nuevo ritmo. Si los días previos empezamos a regular la hora del sueño, luego lo llevaremos con más normalidad.
  • Practicar ejercicio físico moderado. Hacer ejercicio ayuda a mejora los ritmos del cerebro y concentra la secreción de serotonina, lo que ayuda a los ciclos de sueño.
  • Evitar comidas copiosas. Tal como hemos comentado en ocasiones anteriores, optar por menús copiosos para la cena no es una buena opción si pretendemos conciliar el sueño y dormir bien. En este sentido, hay que seguir con los buenos hábitos alimenticios que tenemos habitualmente o apostar por alimentos buenos para dormir.
  • No consumir alcohol o cafeína. Especialmente esta semana, intenta reducir la ingesta de alcohol o cafeína en las horas cercanas a la noche. Lo primero hará que nos despertemos frecuente e intermitentemente por la noche; lo segundo actúa como estimulante y bloquea la producción de las sustancias que nos inducen al sueño.

Ahora que ya tienes las claves para dormir bien pese al cambio de hora, sólo te falta un equipo de descanso Relax 😉

Noticias relacionadas

Deja un comentario