¿Cómo afecta la astenia primaveral en el descanso?

Si tienes una falta de vitalidad generalizada o fatiga que afecta a tu vida laboral o social es por la llegada de la famosa astenia primaveral.

Aunque no es una enfermedad y por tanto no debería medicarse es algo que afecta al 40% de la población, especialmente entre los 20 y los 50 años.

Esa aparición de tristeza, pérdida del apetito, apatía, irritabilidad y en resumen malestar general se debe a la dificultad que tiene el ser humano para adaptarse a los cambios, en este caso al cambio de estación. Afecta al principio de la primavera cuando el ritmo biológico varía con el cambio de luz y temperatura y por supuesto, también nos dificulta coger el sueño y descansar.

Suele durar alrededor de dos semanas y sería un grave error considerarlo una depresión. Algunos consejos para combatir la astenia primaveral son:

  • Seguir una dieta variada rica en frutas y verduras. Además, hay alimentos que favorecen la producción de serotonina (sustancia que actúa en el cerebro como regulador del humor, el sueño, el apetito…) como los cereales integrales, el aceite de oliva, el pescado azul, las nueces, las semillas de girasol y los quesos frescos.
  • Mantenerse bien hidratado, ya que es esencial para nuestra salud. Lo recomendado es 2L de agua al día. Los zumos y las infusiones también ayudan a complementar esta cantidad.
  • Evita los excitantes como el café o el alcohol.
  • Hacer ejercicio al aire libre para estar más en contacto con la luz solar. Es suficiente con 30 minutos al día.
  • Llevar una vida ordenada en cuando a horarios nos ayudará a conciliar mejor el sueño y por tanto a tener una sensación de bienestar mayor. Intenta acostarte y levantarte a la misma hora.
  • Dormir las 8 horas recomendadas para combatir el cansancio y recuperar la vitalidad.

Recordar estos consejos y pensar que es algo pasajero, te ayudará a superarlo ¡Ánimo!

Noticias relacionadas

Deja un comentario