¿Cómo elegir el relleno nórdico para tu cama?

El frío se acerca y debemos ir preparándonos para no pasar frío al dormir. Estamos acostumbrados a hacer cambio de armario y sustituir nuestras prendas, pero tan importante es abrigarse de día como de noche.

Hoy queremos ayudaros en la elección del relleno nórdico y en los factores más importantes que hay que tener en cuenta para comprar lo que necesitamos.

Relleno: En el mercado tenemos dos opciones de relleno, natural y sintético.

Los rellenos naturales suelen ser de pluma, plumón, o la combinación de ellos. Ésta última es la opción más común en el mercado.

Los rellenos nórdicos naturales son más ligeros y abrigan más, sin embargo, son más caros y aunque necesitan cuidados especiales de lavado, también son más duraderos.

Los rellenos sintéticos: pueden ser de microfibra, poliéster u otros materiales que actualmente consiguen un tacto también muy agradable y similar a los naturales, además de un buen aislamiento del frío. Pueden lavarse en la lavadora así que es una opción más práctica.

Gramaje: Es importante valorar el gramaje, ya que el aislamiento del frío en parte también depende de él, sin embargo, no hay que pensar que a mayor gramaje mejor es el nórdico. Lo que hay que tener en cuenta es lo que realmente necesitamos para el uso que vamos a darle.El gramaje es la cantidad de material que lleva por metro cuadrado y podemos encontrarnos los siguientes:

  • De 120 gr a 200 gr: es el más ligero y es el ideal para hogares en que no son muy fríos.
  • De 250 gr a 350 gr: es un relleno intermedio que suele ser más que suficiente para abrigar con normalidad.
  • De 400 gr a 500 gr: es una prenda más pesada a la hora de dormir por lo que puede resultar un poco incomodo, sin embargo, es lo que necesitaremos para hogares sin calefacción o que por la razón que sea necesiten un buen aislamiento.

Cosido: es un detalle que también es importante. Lo ideal es que sea a cuadros o a rombos, para que el relleno pueda ser distribuido a partes iguales y abriguen de manera homogénea por todo el nórdico.

No nos cansaremos de decir que pasamos un tercio de nuestra vida durmiendo, por lo que debemos prestar atención a todos los elementos que nos ayudan a descansar bien.

Deja un comentario