Higiene de los equipos de descanso y la ropa de cama

Como fabricantes de colchones, sabemos que para garantizar un buen descanso es fundamental escoger un colchón de calidad y confortable que se adapte a tus necesidades. Sin embargo, ¿sabías que es tan importante como su elección el mantenimiento que haces de tu equipo de descanso? Sí, su higiene y correcta conservación también influye en nuestra calidad del sueño.

Higiene de los equipos de descanso

  • ¿Cada cuánto debo girar y voltear el coclhón? Como norma general, recomendamos voltear (cabecero/piecero) y girar (izquierda/derecha) el colchón cada 6 meses, aunque si el colchón no es reversible se recomienda girarlo 180º en la misma frecuencia. Aún así, durante el primer medio año de vida útil aconsejamos el volteo y giro una vez al mes.
  • ¿Es importante ventilar la habitación? Sí, airear el dormitorio nos hace sentirnos más cómodos, ahuyenta los malos olores y mantiene la humedad a raya, lo que reduce el riesgo de generación de bacterias. Además, ten en cuenta que es igual de importante mantener una buena higiene de alfombras y cortinas, ya que mejorará sensiblemente la higiene del descanso.
  • ¿La base de mi colchón condiciona la higiene del sueño? No colocar el colchón sobre una base o somier en óptimas condiciones puede generar que la adaptabilidad y confort de los equipos de descanso se vea mermada. Además, ponerse de pie o saltar sobre el los mismos es negativo para su durabilidad.
  • ¿Cómo lavo los productos desenfundables? En el caso de este tipo de productos, sus componentes y características delimitan los consejos de limpieza. Por eso, te recomendamos consultar las instrucciones de limpieza recogidos en la etiqueta de los productos desenfundables y, en caso de duda, consulta con el servicio técnico.

Aún así, recuerda también que todos nuestros colchones tienen acabado Hygienic, un tratamiento sanitario aplicado directamente al tejido proporcionando características anti-ácaro y bactericida. Con ello, evitamos el crecimiento de bacterias, gérmenes o mohos en los tejidos tratados, prolongando la vida útil del colchón y contribuyendo a un buen descanso.

Cómo lavar las sábanas

Pero si resulta tan importante una buena higiene de los equipos de descanso, la ropa de cama no podría ser menos. Pasamos muchas horas en la cama y, mientras dormimos, desprendemos restos de piel muerta que se suman a ácaros y alérgenos del ambiente. Por eso, los expertos recomiendan lavar las sábanas una vez a la semana o, como máximo, cada 15 días.

Pero, si la frecuencia es importante, también lo es cómo lo hacemos. La colada de las sábanas es más que recomendable realizarla sin otras prendas y de acuerdo a un programa apto para su lavado. Como habitualmente son de algodón, lo ideal es seleccionar ese programa y a una temperatura de unos 60º, eliminando todas las bacterias, los ácaros y restos de suciedad. Aún así, revisa las etiquetas porque puede que requieran de algún cuidado especial.

¿Preparado para sentirte en una nube? 😉

Deja un comentario