Consejos para combatir el cambio de hora

Un marzo más, a las 2 a.m  serán las 3 a.m. Nuestros relojes adelantarán una hora para dar paso al horario de verano. Se trata de aprovechar más las horas de luz y ahorrar energía eléctrica.

El cambio de hora lo notaremos el lunes por la mañana cuando hayamos dormido una hora menos y este “jet lag” puede durarnos un par de días.

¿Por qué nos afecta el cambio de hora?

Todo se debe a nuestro reloj interno con el que funciona nuestro cuerpo y está comprobado que cuando se desregula nos afecta directamente sobre la salud, ya que nuestro ritmo cardíaco oscila durante las 24 horas del día ajustándose al recorrido del sol, si lo forzamos para adaptarnos a los cambios impuestos socialmente es cuando empiezan los síntomas negativos.

El efecto más inmediato es una variación en la cantidad de melatonina, que es la sustancia encargada de regular los ciclos de vigilia y sueño. Esto nos obliga a tomar nuevas rutinas de sueño.

Así puedes adaptarte al cambio de hora:

  • Realiza ejercicio físico con moderación. Gracias a la serotonina podrás regular el reloj interno.
  • Adapta paulatinamente el horario de las comidas y la hora de dormir al nuevo horario. Por ejemplo, ve a dormir 15 minutos antes durante los dos días previos al cambio de hora.
  • No duermas siestas hasta que el cuerpo se habitúe al nuevo horario de sueño.
  • Más vitamina D. Aprovecha la exposición a los rayos de sol para disminuir el estrés y producir vitamina D para tu cuerpo. Es importante pasar el máximo de tiempo posible al aire libre y bajo la luz solar.
  • Mantente hidratado.
  • Intenta irte a la cama con el estómago saciado, pero evitando las cenas copiosas para conciliar el sueño.
  • Evita la cafeína y el alcohol.

Con estos consejos, podemos ayudar a nuestro organismo a adaptarse al cambio y evitar los trastornos. Una vez instalados en el nuevo horario, ¡ya solo queda disfrutar de la primavera!

Noticias relacionadas

Deja un comentario