El lado positivo del coronavirus

Lecciones y aprendizaje del confinamiento

Después de dos meses hemos vuelto a las instalaciones de Relax. Nos hemos reencontrado con nuestros compañeros y clientes y la primera pregunta siempre es la misma “¿Qué tal estáis todos? ¿La familia bien?”. Nos ponemos a hablar y nos damos cuenta de que nuestras vidas han cambiado, de que ahora lo importante está en otras cosas.

La crisis del coronavirus se ha llevado mucho por delante y tendrá consecuencias que ya estamos viendo en sectores como el turismo, la hostelería o el comercio. El sufrimiento está siendo demasiado grande y por ello creemos que #EsHoraDeLevantarse, de reinventarnos, de resurgir de las cenizas, de apoyarnos los unos a los otros, de resistir.

 

Todas las metas en la vida tienen un análisis detrás, incluso las que crees que son aleatorias. Así que antes de marcar nuevos objetivos, hemos querido hacer un balance de la situación. De los aspectos positivos y el aprendizaje que nos llevamos de todo esto.

Si no tienes hecha tu lista, aquí te dejamos la nuestra.

9 cosas positivas del coronavirus:

1. Notable reducción de la contaminación:

La contaminación por dióxido de nitrógeno, el principal contaminante relacionado con el tráfico urbano ha llegado a bajar una media del 64% en España.

2. Agua Limpia

El agua de numerosos canales y playas se ha vuelto prácticamente cristalina en muchas partes del mundo ante la ausencia de tráfico marítimo, haciendo regresar, en ocasiones, a los delfines que tanto tiempo llevábamos sin ver en algunas zonas geográficas. Y como ellos, muchas otras especies animales que se han animado a salir ante la ausencia de humanos en las ciudades.

3. Cantidad de héroes anónimos:

No todos los héroes llevan capa, y es que durante este tiempo de miedo e incertidumbre, nos estamos dando cuenta de quiénes son los verdaderos influencers. Estamos conociendo historias de miles de voluntarios que llevan comida a colectivos de riesgo (ya sean personas mayores o gente sin recursos) y que hacen compañía en remoto a personas que sufren por la soledad. Estamos valorando la sanidad pública y dándonos cuenta de lo importante que es dotarles de medios materiales y humanos. Hemos descubierto que hay sectores imprescindibles, que en numerosas ocasiones no valoramos como merecen: agricultores y ganaderos, transportistas, personal de limpieza

4. Estamos más unidos que nunca:

Dice el refrán que “la unión hace la fuerza” y esas palabras han cobrado especial significado durante estos días en los que tantos actos de generosidad hemos visto.

5. Tiempo de calidad en familia:

A menudo el motivo de trabajo que más insatisfacción nos causa es la falta de tiempo para disfrutar con nuestra familia. Estos días hemos podido volver a las largas charlas con nuestros padres, los mimos de nuestros abuelos y los juegos con los niños. Incluso hemos probado a ser profes en casa.

6. Creatividad sin límites:

Pasar tantas horas en casa nos ha hecho innovar en absolutamente todo lo que hacemos: cientos de retos que inundan las redes, inventar juegos para entretener a los niños, probar recetas y crear otras nuevas, hasta hemos inventado nuevas formas de hacer deporte, lo saben bien los amantes del ciclismo.

7. Valorar el arte como merece:

Han surgido numerosas iniciativas de conciertos solidarios, festivales de música online, clases de baile, yoga, pilates y otros deportes a través de las redes sociales, webs para fomentar la lectura… Estar tantos días en casa ha hecho que consumamos mucho entretenimiento en internet y nos ha demostrado lo importante que es para mantener un buen estado de ánimo, para reír y, en definitiva, para compartir.

8. Nuevas formas de trabajo y formación:

Todos sabíamos que internet gana peso año tras año, pero esta situación nos ha brindado la oportunidad de formarnos online con miles de cursos y webinars y nos ha dado una noción de lo importante que es la presencia en internet y la posibilidad de supervivencia a través del teletrabajo.

9. Concienciación:

Estamos acostumbrados a vivir deprisa y a planificar todos nuestros pasos, sin embargo, esta pandemia nos ha recordado que hay que disfrutar el presente porque por muchos planes y ambiciones que tengamos, puede llegar algo que de un giro a nuestra vida y nos devuelva a una situación de ‘stand by’. Estamos aprendiendo a tener paciencia, a darnos cuenta de que hay cosas que pueden esperar y que, a pesar de ello, somos unos privilegiados. Ir al supermercado y ver los estantes vacíos, la reducción de nuestro ocio y libertad fuera de casa o ver denegada nuestra entrada a otros países, nos acerca un poquito a la situación que viven millones de personas en el mundo. Por ello, es un tiempo de reflexión en el que debemos recordar que se trata de una situación pasajera y ser conscientes de la suerte que tenemos.

 

Recordad que todo saldrá bien. Y saldrá bien gracias a vosotros que, como sociedad, estáis avanzando en la misma dirección. Lo estamos haciendo bien y lo haremos aún mejor.

ES HORA DE LEVANTARSE.

12/05/2020

Deja un comentario