La falta de sueño afecta a nuestros genes

Si no dormimos, nuestros genes se alteran. Esta es una de las principales conclusiones del estudio realizado por investigadores de la Universidad de Surrey (Reino Unido), y recogido en un artículo de la revista del PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America), un trabajo que ha vuelto a poner de manifiesto cómo la escasez de horas de descanso y la falta calidad del sueño de manera continuada puede tener efectos adversos sobre nuestra salud.

En la publicación, se pone en relación la falta de sueño con enfermedades como la diabetes, la obesidad, las dolencias cardíacas así como su afección en el metabolismo.

Para llegar a estas conclusiones los investigadores realizaron análisis de sangre a 26 personas después de haber dormido hasta 10 horas diarias durante una semana. Posteriormente, se hicieron estos mismos análisis tras periodos de escasa calidad de sueño y descansos de menos de seis horas por noche.

Algunas de las conclusiones obtenidas es que la insuficiencia de sueño de manera continuada altera células de la sangre y reduce la amplitud de los ritmos circadianos. Además, en el estudio comparativo se comprobó cómo se alteraron genes involucrados en la remodelación de la cromatina, en la respuesta inmune y en la capacidad de poner resistencia al estrés.

En este enlace se puede encontrar más información sobre el estudio:

http://www.pnas.org/content/early/2013/02/20/1217154110

 

28/02/2013