Malos hábitos que te impiden tener un sueño reparador: madrugar, ir al baño, piernas inquietas

Hay muchas cosas que se interponen entre nosotros y una buena noche de descanso. Algunas podemos imaginarnos cuales son pero otras no. Por eso, os dejamos algunos consejos sobre cómo mejorar nuestro sueño:

Si madrugas mucho para que tu hijo adolescente se despierte a tiempo para llegar a clase, ten en cuenta que según un estudio reciente, las horas de sueño de los adolescentes están fuera de sincronía con los ritmos naturales del sueño.

La melatonina (una hormona que induce el sueño) no llega a los cerebros adolescentes hasta las 11 pm, un par de horas más tarde que para los preadolescentes, que será a las 9 pm. Esto significa que el adolescente está programado para despertar más tarde por lo que mejor pídale que haga todo su trabajo la noche anterior para que pueda lelgar al tiempo a la escuela!.

Si te levantas al baño repetidas veces por noche y no puedes volver a conciliar el sueño, hazte revisar la próstata. Un agrandamiento de la próstata puede presionar contra la vejiga, instando a una micción frecuente. Si te quedas despierto después de las 2 de la mañana tras ir al baño es más difícil que puedas volver a dormirte.

Síndrome de las piernas inquietas. Puede que nos cueste dormir por tener el síndrome de piernas inquietas, que afecta (aproximadamente) un 15% de las personas, sobre todo cuando avanzamos de edad. Si experimentas una sensación escalofriante, a veces dolorosa en las piernas, levantate y camina de manera relajada. Si los síntomas persisten, consulta con tu médico.

Además, no olvides que la elección de un buen colchón es imprescindible para una buena noche de descanso. Asegúrate que el colchón que tienes y la almohada son las más adecuadas para tu mejor descanso. En Relax contamos con la línea BioSystem totalmente desarrollada teniendo en cuenta las posturas y la mejor calidad para el sueño.

Noticias relacionadas