Reducir el plástico en nuestra vida diaria

En la Unión Europea se están desarrollando una serie de medidas para reducir los millones de toneladas de residuos plásticos que generamos, así como los plásticos de un solo uso. Probablemente, sean insuficientes, pero es un paso hacia un mundo mejor y una buena noticia para el medio ambiente, que está deseando que le demos un respiro.
En España ya se implantaron medidas como el cobro de las bolsas de plástico, que hizo que muchas familias modificaran sus hábitos de compra y ahora podemos verlas acudir al supermercado con bolsas reutilizables. Aún así, nos queda un largo camino por delante. ¿Por dónde empezamos?

Reducir, reutilizar, reciclar

Como siempre, las 3Rs son la opción más fácil y no por ello poco importante. Además hay que acometer estas acciones en orden: primero reducir, reducir nuestro consumo, nuestras compras y prescindir de cosas que no necesitamos. Segundo reutilizar: con cosas como aceite, envases o bolsas de plástico y por último reciclar: reciclar está muy bien, pero si reduces tu consumo y reutilizar objetos como bolsas de plástico, siempre será mucho mejor que recicles una bolsa al mes, que una cada día.

Alternativas más respetuosas

Afortunadamente, muchos fabricantes se han dado cuenta de la creciente preocupación social por el problema ambientas que sufrimos en todo el mundo. Por ello, ya hay disponibles cantidad de alternativas más ecológicas y sostenibles como vasos de maíz, cubiertos de bambú, pajitas de otros materiales…

Envases reutilizables

Una buena alternativa al papel transparente o al de aluminio, son las sanwicheras o porta bocadillos reutilizables. Por supuesto, tanto para niños que van a l colegio, como para adultos que van a trabajar, si podemos evitar los tuppers de plástico, mejor que mejor. Ocurre lo mismo con las botellas de agua, cada vez somos más los usuarios de cantimploras de metal, que además de reducir los residuos plásticos, mantienen nuestra bebida fresca.

Compra a granel

Cada vez es más fácil encontrar establecimientos en los que puedes comprar a granel productos como fruta, verdura, frutos secos, legumbres e incluso productos de limpieza o pasta. Puedes llevar tus bolsas de casa, no cuesta nada y estarás reduciendo notablemente el consumo de plástico.

Copa menstrual

Es una alternativa ecológica y reutilizable a los tampones y compresas. Se estima que cada año se desechan unos cien mil millones en todo el mundo. Esta alternativa además es hipoalergénica y tiene una vida media de 10 años.

Además de estos productos, hay muchos otros como bastoncillos de oídos de bambú reutilizables, cepillos de dientes de madera, jabón sólido en pastilla, y una larga lista de etceteras que están a solo una búsqueda en internet. Es importante que nos concienciemos sobre el estado de la salud de nuestro planeta y con la emergencia climática. Porque con acciones cotidianas tan pequeñas como estas, podemos poner de moda ser respetuoso con un planeta que nos da todo lo que necesitamos para vivir.

Súmate.

26/03/2020

Deja un comentario