Tipos de colchones de muelles y sus beneficios

Es habitual encontrar información sobre los colchones viscoelásticos. Al ser un sistema más moderno y con muchas variedades dentro de este tipo de material, se habla más de ellos. Sin embargo, los colchones de muelles han seguido evolucionando y también aportan muchos beneficios. Por ejemplo, tienen una ventilación interior elevada, por lo que son apropiados para zonas húmedas. Eso sí, no son todos iguales, hay al menos tres tipos diferentes.

3 tipos de colchones de muelles   

Hay 3 tipos de colchones de muelles; los de muelle bicónico, los de muelle de hilo continuo y los de muelles ensacados. Dependiendo del tipo que se utilicen, tendrán una u otra firmeza y una serie de ventajas. Te hablamos de cómo es cada uno.

1.      Muelle bicónico o Bonell

Es el tipo de colchón con sistema de muelles más antiguo de todos. Los muelles tienen forma bicónica, haciendo la figura de dos conos invertidos unidos en el centro. Cada uno está fijado a una red de alambres. Es conveniente para una sola persona de peso medio ya que trasmite mucho el movimiento y es de firmeza baja.

Sin embargo, tiene dos grandes ventajas. Una es que para aquellos que buscan una base suave puede ser muy confortable, siempre que no tenga un peso elevado. Por otro lado, si se busca un colchón económico, esta seguramente sea la mejor opción por precio.

2.      El muelle de hilo continuo

Se trata de una evolución del anterior en el que los muelles están formados por una sola red de acero. Entre las diferencias con el anterior destaca que tienen una mejor repartición del peso, con lo que dura más y se hunde menos en las zonas con mayor peso. Cada marca tiene un sistema distinto, con una tensión y confortabilidad diferentes.

3.      Muelles ensacados

Los más modernos son los colchones de muelles ensacados. Cada muelle es independiente de los demás y está en un saco para que no se enreden entre sí. Los beneficios del colchón de muelles ensacados son superiores al de los otros sistemas. Además de los citados para los anteriores, permite que el acompañante no perciba el movimiento y que se adapte a cada parte del cuerpo. Esto, sumado a que gozan de la máxima ventilación, los hacen perfectos para camas de matrimonios en zonas con una climatología calurosa.

Terminaciones y sistemas de los colchones de muelles

Con el paso de los años, el sector de los colchones de muelles ha sufrido una evolución. Atrás quedó el tiempo en el que los muelles iban ganando terreno al acolchado y llenaban la cama de molestos bultos. Lo mismo se puede decir de esos que chirriaban cada vez que se hacía el más mínimo movimiento. Algunos de los que se producen ahora, poco tienen que envidiar a los viscoelásticos.

Aprovechando la posibilidad de colocar muelles independientes, muchos fabricantes han optado por variar las firmezas en distintas zonas del mismo colchón. De esta manera, aquellas partes que cargan con menos peso ofrecen menos resistencia y, por el contrario, las partes más pesadas tienen muelles más firmes. Así se consigue eliminar el efecto de hundimiento.

Entre los beneficios de los colchones de muelles modernos hay que mencionar que se combinan con materiales propios de los colchones viscoelásticos o de látex. La parte que tiene contacto con el cuerpo está compuesta por varias capas de estos materiales, mientras que la parte inferior contiene de muelles ensacados. La opción perfecta para zonas frías y húmedas.

Mantenimiento de los colchones de muelles

Salvo en aquellos colchones en los que se indica una sola posición o que tienen una parte indicada para el verano y para el invierno, es recomendable girar ocasionalmente el colchón. Basta con ir dándole la vuelta o girándolo cada seis meses. Con esto se consigue que la pérdida de firmeza sea menos pronunciada y que los últimos meses de vida del colchón no supongan un suplicio por falta de comodidad.

Aunque no tienden a la acumulación de humedad es necesario ventilarlos. Esta tarea se debe llevar a cabo cada vez que se cambien las sábanas. Hay que dejar que pase un tiempo sin cubrirse y, preferentemente, con las ventanas abiertas. También hay que asegurarse de ir girándolo de vez en cuando para que la parte de abajo también se airee.

En cuanto a la duración del colchón de muelles, dependerá del uso y de las características de las personas que duermen en ellos. Si bien no debe pasar nunca de entre 8 y 10 años, el fabricante especificará el tiempo en cada caso. Pero si el descanso empieza a verse afectado o si se notan deformidades en la superficie, será necesario comprar uno nuevo.

En Relax podemos asesorarte sobre qué tipos de colchones de muelles son los más convenientes en tu caso y en el de tus familiares. Te orientaremos sobre los modelos disponibles, así como de cuál será más confortable y garantizará el mejor de los descansos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ver tiendas
16405

Descubre nuestras ofertas y novedades

SUSCRÍBITE A NUESTRA NEWSLETTER

ENJOY READING...

Enter your email address and get the

FREE cheat sheet for blog writing.

Ir arriba