Tipos de somieres y características más importantes

tipos de somieres

¿Cuántos tipos de somieres dirías que hay en el mercado? Lo cierto es que hay muchos, dependiendo de su diseño o de sus funciones. Y es que, si bien es cierto que todos tienen como objetivo sostener el colchón, no son todos iguales. Te hablaremos de los tipos que hay y de las características de cada uno.

6 tipos de somieres que puedes encontrar en el mercado

Antes de hablarte de los tipos de somieres que hay, es lógico tener claro qué son y cómo cumplen su función. Algunas personas se refieren a ellos como la base o la estructura, pero esa definición no es muy precisa. ¿Qué es el somier?

El somier es una composición, generalmente un marco de metal con lamas de fibra de maderas, que soporta el colchón para que no esté en contacto directo con el suelo. Además de sostener, también cumplen con la función de amortiguar el peso, aportando una cierta flexibilidad que reduce el impacto del cuerpo al tumbarse en la cama. Los hay de hasta 6 tipos diferentes:

  1. Somier fijo. Es el más común. Se utiliza principalmente para colocar en las estructuras de madera. Es muy resistente y se puede aprovechar cuando se cambia el mobiliario para poner en la nueva cama. 
  2. Somier fijo con patas. Son iguales que los fijos, pero están diseñados para ponerles patas de acero. En muchos casos se les pone un cabecero para embellecer.
  3. Somier fijo con ruedas. Es una versión de la anterior con ruedas en dos de sus patas, para facilitar el movimiento de la cama sin esfuerzo.
  4. Somier doble. Cuando el somier es muy grande se suelen unir dos o poner una barra central separadora para que no se hundan las lamas con el peso.
  5. Somier articulado. El somier articulado tiene un sistema que permite que se articule en ciertos puntos. Es muy utilizado para facilitar el descanso de algunas personas con problemas de espalda y otros.
  6. Somier de base tapizada. Entre el somier y el canapé hay un punto medio, el somier tapizado. La base suele ser de lamas, aunque también los hay de muelles o rígidos. En este último caso, el de los rígidos, hay que tener la precaución de poner un colchón bien ventilado, si no, se puede producir la aparición de moho.

Los canapés con somier

Fuera de la categoría que hemos mostrado, pero muy relacionado con esta, se encuentra el canapé. Los canapés son estructuras en las que se coloca el somier o ya lo tiene incluido. Los hay de muchos tipos, aunque los cuatro que te mostramos a continuación son los más comunes.

  1. Canapé simple. Es un canapé que solo consta de la estructura y el somier. Su principal función es decorativa y no aporta ninguna funcionalidad extra al somier.
  2. Canapé abatible. El colchón se puede levantar como si fuese una tapa, dejando todo el espacio interior para el almacenaje de cajas, ropa o cualquier otro trasto. La base suele estar aislada del suelo, para que nada de lo que se guarde entre en contacto con este y no se ensucie.
  3. Canapé con cajones. En otros diseños se colocan cajones en lugar de dejar el colchón abatible. Esto puede resultar práctico en muchos casos, pero imposible en otros. Si la cama esta pegada a la pared en uno de sus laterales o no hay suficiente separación, esos cajones no se podrán abrir.
  4. Canapé mixto. Por último, están los diseños mixtos. Son canapés que pueden combinar una parte abatible y otra con cajones. Puede resultar práctico para almacenar lo que se usa habitualmente en los cajones y lo que no se utiliza tanto dentro del hueco más grande.

¿Cómo elegir un somier?

Para elegir un somier que dure muchos años y sea especialmente cómodo hay que prestar atención a algunos detalles importantes. Por ejemplo; el tipo, la calidad y las medidas.

Tipo de somier

El somier ha de durar muchos años, por eso es conveniente elegir uno con el que te vayas a encontrar a gusto de entre los muchos que te hemos mencionado. Piensa bien si es más práctico el somier solo o si vas a necesitar un canapé en el que guardar las cosas.

Calidad del somier

La calidad es muy importante. No todas las lamas son iguales. Los espesores y la flexibilidad son variables. Las partes metálicas también han de estar bien unidas y rematadas. Tienen que soportar el peso y estar libres de óxido. 

Medidas del somier

Algo más que debes tener en cuenta son las medidas. Has de calcular el espacio que tienes y cuáles son tus necesidades. Conocer los tamaños estándar de los somieres te ayudará a encontrar el adecuado para ti y a comprar el colchón que necesitas. Son las siguientes: 80, 90, 105, 120, 135, 140 y 150 cm de ancho, si se trata de un somier simple y 160, 180 y 200 cm de ancho si se trata de uno doble.

Ahora que conoces todos los tipos de somieres y cuáles son sus características más importantes, te resultará mucho más fácil elegir. Como última recomendación, confía en los profesionales del descanso para que te ayuden a encontrar el que necesitas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ver tiendas
Ir arriba