Cómo mejorar la calidad del sueño

calidad del sueño con colchones relax

La calidad el sueño es uno de los factores importantes para mantener una buena salud. Es necesaria una alimentación saludable y variada, hacer ejercicio, evitar malos hábitos y también lo es el descansar lo suficiente. Los expertos señalan que nunca se debe dormir menos de seis horas seguidas al día. Pero no solo hay que dormir una cantidad mínima de horas, también es importante que sean seguidas, sin interrupciones. Te mostramos cómo mejorar la calidad del sueño y por qué es tan importante hacerlo.

La importancia de mejorar la calidad del sueño

Durante el sueño ocurren algunos procesos vitales para la regeneración del organismo. Los músculos se relajan, todo el cuerpo se oxigena y las células se regeneran. Este proceso también incluye la eliminación de algunas partículas tóxicas que tienden a acumularse en el cerebro y que están detrás de algunas enfermedades cerebrales degenerativas. También está demostrado que no descansar aumenta el riesgo de sufrir accidentes cardiovasculares.

A lo anterior hay que sumar que no tener una buena calidad de sueño influye en las actividades diarias. Los reflejos se reducen y aumentan las probabilidades de sufrir accidentes. También es más difícil concentrarse, por lo que se pierde eficiencia en el trabajo y aumentan las posibilidades de cometer errores.

Aunque uno duerma la cantidad de horas recomendadas, que según la constitución y edad puede variar entre las siete y las nueve horas, es importante que ese sueño sea profundo. Los procesos que se han mencionado solo se dan en determinadas fases y si se interrumpen quedarán incompletos. ¿Qué hacer para poder dormir?

¿Es posible mejorar la calidad del sueño?

Por lo expuesto hasta ahora, queda claro que es necesario dormir una cantidad suficiente de horas y que estas sean seguidas. ¿Cómo conseguir un sueño profundo y reparador? Hay diferentes factores que se pueden tener en cuenta.

Depender de tratamientos para dormir no es una buena opción, por lo menos a largo plazo. El cuerpo tiene sus mecanismos naturales y no es bueno alterarlos con productos que fuercen esas funciones. Te mostramos cómo mejorar el sueño y mantenerlo en siete pasos.

1.      Genera un entorno favorable

Tal vez te levantas con sensación de cansancio porque no estás durmiendo en un entorno favorable. El ruido, los movimientos de la otra persona, la entrada de luz de la calle y otros factores pueden propiciar que te despiertes varias veces por la noche.

Baja las persianas, utiliza esencias naturales, viste la cama con ropa de cama adecuada a la temperatura y, si es necesario, compra tapones especiales para dormir.

2.      Adquiere hábitos saludables

Comer bien, hacer deporte, pasear y todo lo que se relaciona con la salud incide en el sueño. A medida que tu organismo mejora, tu sueño también lo hará.

3.      No te vayas agotado a la cama

Acostarse demasiado cansado no es bueno para dormir bien. Dedica unos 15 o 20 minutos a relajarte antes de ir a dormir. Es necesario un breve periodo de desconexión para ir acostumbrado al cuerpo justo antes de irse a la cama. Si no, te puede ocurrir que la adrenalina y otras sustancias químicas generadas por el cerebro no te permitan descansar.

4.      Aprende a controlar tus pensamientos

Irse a la cama con malos pensamientos interferirá en el sueño. Es normal que alguna vez el estrés o los problemas te quiten el sueño. Si el estrés se convierte en crónico o sientes que los problemas te abruman, pide ayuda profesional para aprender a canalizarlos y que no afecten a tu descanso.  

5.      Evita los dispositivos móviles

No utilices el móvil para adormecerte. El efecto que lograrás es el contrario, ya que la iluminación de las pantallas y los estímulos que recibes, lejos de darte sueño, te lo quitarán. Es preferible que lo dejes fuera de la habitación y que, en su lugar, leas un libro o simplemente cierres los ojos.

6.      No bebas alcohol antes de dormir

Es preferible no beber alcohol antes de irse a dormir. Puede que tras beber una copa sí se sienta somnolencia, pero dificulta alcanzar el sueño profundo, el que es realmente regenerador.

7.      Elige un buen colchón

Un punto más que se debe tener en cuenta es el de la correcta elección de un colchón. No solo se trata de elegir uno de calidad, también es importante que cumplan con unos criterios en base a la persona que lo vaya a utilizar. Estos son los puntos que has de tener en cuenta:

  • Dureza: Ha de elegirse uno con la firmeza adecuada para cada caso según el peso
  • Materiales. Los materiales deben hacerlo confortable, adaptarse al contorno y sujetar con firmeza los músculos. El viscoelástico es una buena opción.
  • Tamaño. Una cosa más es tener en cuenta el tamaño. Debe ser 10 cm más largo que la estatura de la persona más alta.

En Colchones Relax esperamos poder orientarte para elegir un colchón que te proporcione un descanso adecuado. Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a elegir el que más se adecue a tus circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ver tiendas
Ir arriba