Tipos de colchones y características más relevantes

¿Has dormido bien esta noche? Aunque todos nos enfrentamos a muchos problemas que nos pueden robar el sueño, lo cierto es que la cama no puede ser uno de ellos. Por eso, en las siguientes líneas queremos mostrarte los tipos de colchones que puedes encontrar para que dormir no se convierta en una pesadilla.

¿Qué tipos de colchones puedes encontrar en el mercado?

El descanso es vital para disfrutar de una buena calidad de vida. Son muchas las cuestiones que influyen en que sea bueno o malo, pero sin duda uno de ellos es la cama. Conocer los distintos tipos de colchones te permitirá disfrutar de un sueño reparador cada noche, así que vamos a descubrirlos.

Colchón de espuma HR

Los colchones de espuma High Resilence están fabricados con materiales que cuentan con una flexibilidad que les permiten absorber todos los movimientos. De esta forma, recuperan su forma con facilidad. 

Este modelo de colchón tiene una firmeza media o alta, por eso, es perfecto para quienes no disfrutan durmiendo en superficies blandas. Se suelen fabricar utilizando espumas de isocianato.

Es importante que valores que cuentan con dos clases de poro: abierto y cerrado. El primero aporta más transpirabilidad que el segundo, pero este resulta más firme. Encontrarás modelos con diferentes densidades, pero te recomendamos que apuestes siempre por aquellos cuya densidad está por encima de los 30 kilos.

Colchón viscoelástico

El colchón viscoelástico es un auténtico superventas. Son muchas las ventajas que ofrece y que lo convierte en la opción ideal para el descanso. Por ejemplo, logra reducir los puntos de presión. Es algo importante en todos los casos, pero especialmente para quienes tienen de forma habitual problemas en sus músculos o articulaciones y también para quienes por cualquier razón pasan mucho tiempo en la cama. 

Los colchones de viscoelástica pueden tener diferentes tipos de firmeza: baja, alta o media. Además, absorben muy bien los movimientos y son ideales para todos aquellos que comparten cama con otra persona. 

Si tuviéramos que destacar algo no tan positivo, sería que no son muy transpirables y acumulan más cantidad de calor que otros modelos.

Colchón de látex

Los colchones de látex utilizan este material para su fabricación, que puede tener un origen artificial o natural. Una de sus características más destacadas es que su firmeza es media o baja. También que es hipoalergénico. Eso sí, ten en cuenta que su transpirabilidad no es muy alta y eso lleva a que retenga más el calor. 

Colchón de muelles ensacados

Los colchones de muelles ensacados están formados por una gran cantidad de muelles individuales y cubiertos por una bolsa de tela. Es uno de los modelos perfectos para quienes viven en zonas donde hace mucho calor o para personas que son especialmente calurosas. La razón es que absorben una menor cantidad de calor y favorecen las transpirabilidad. 

Encontrarás colchones de este tipo con diferentes capas, que marcarán el grado de firmeza de cada modelo. Sin duda, es uno de los mejores colchones para el descanso.

Colchón de muelles Bonell

Estos colchones son similares a los del apartado anterior. Pero en este caso, los muelles son independientes, aunque van unidos por unos hilos de acero. 

¿Qué aspectos debes tener en cuenta a la hora de encontrar el mejor colchón?

Después de conocer los distintos tipos de colchones que existen, llega el momento de descubrir las características que debes tener en cuenta a la hora de elegir el modelo más adecuado, son estas:

  • Adaptabilidad. La forma en la que se adapta un colchón a cada persona depende mucho de su suavidad y también de su firmeza. Si tiene una firmeza media, resultará más adaptable, aunque como sabes hay otros más firmes y otros más blandos.
  • Temperatura. Es muy importante que compruebes que retención de temperatura ofrecen los colchones que pueden encajar con tus necesidades a la hora de realizar tu compra. 
  • Transpirabilidad. Muy relacionada con la temperatura está la transpirabilidad que ofrece un colchón. En este caso, debes valorar si cuenta con núcleo cerrado como los viscoelásticos, los de espuma HR o los de látex, que ofrecen una transpirabilidad menor. Por el contrario, los que son de muelles ensacados o clásicos dan unas prestaciones más altas en cuanto a este asunto. 
  • Antialérgicos. Sobre todo, si sufres de alergias de forma habitual, es muy importante que te fijes en si el colchón es antialérgico y también antiácaros. En la actualidad, la mayoría de los modelos incorporan esta característica. 
  • Lechos independientes. Si compartes cama, es muy importante que prestes atención a si el modelo elegido cuenta con lechos independientes o no. Es clave para que resulte cómodo para ambas personas, con independencia de su peso o tamaño.
  • Tamaño. Sin duda, es un aspecto fundamental. Como sabes existen algunas medidas estándar para camas individuales y también para camas dobles. Aunque también puedes apostar por modelos con tamaños especiales, que se adaptan a tus necesidades personales.

¿Qué colchones son mejores para descansar?

Dependerá de tus características físicas, de la zona en la que vivas y de tus gustos personales. 

Después de conocer los distintos tipos de colchones, seguro que te resulta más sencillo encontrar el adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ver tiendas
Ir arriba