Consejos para lavar correctamente la almohada de tu colchón

Muchas personas establecen un calendario para realizar la limpieza del hogar. Incluyen las tareas que se deben hacer a diario, varias veces a la semana, de forma semanal y en otros periodos de tiempo. Es una gran ayuda para disfrutar de una casa limpia y ordenada, pero también para organizar bien el trabajo. Son muchos los elementos que debe incluir esta lista, entre ellos todos los que componen tu cama. Desde relax.es queremos mostrarte unos cuantos consejos para lavar correctamente la almohada

¿Qué consejos para lavar correctamente la almohada hay que tener en cuenta?

Antes de descubrir cómo lavar almohadas, queremos dejar claro que no es necesario esperar a que se vean sucias o a que se derrame algo encima para hacerlo. Al igual que limpias otros elementos de tu cama de manera periódica, también debes lavar las almohadas cada cierto tiempo. 

Es cierto que las almohadas siempre están cubiertas por un almohadón y por una funda, pero más tarde o más temprano se terminan amarilleando. Lo ideal no es esperar a ese momento para lavarlas. La recomendación es que se haga al menos un par de veces al año, pero si notas que es insuficiente puedes hacerlo cada dos o tres meses. 

Ten en cuenta que las almohadas acumulan sudor, mal olor, ácaros, gérmenes de todo tipo y suciedad en general. No tenerlas limpias es poco higiénico, pero también puede acarrear problemas a las personas que sufren alergias. 

¿Cómo se lavan las almohadas? 

Las almohadas tienen dos partes que deben separarse a la hora del lavado: la funda y el relleno. La funda se puede lavar en la lavadora siguiendo las instrucciones del fabricante. Lo normal es que admita calor y que, si son blancas, se puedan lavar con lejía. 

Es posible que no tengas claro si es buena idea lavar almohadas en la lavadora, lo cierto es que es posible hacerlo, pero no demasiado recomendable. La razón es que en muchas ocasiones el lavado provocará que se deforme la almohada. El resultado es que será más incómoda y también quedará peor cuando hagas la cama. 

Lo acabamos de comentar es así para las almohadas de plumas naturales, viscoelástica y látex. En el caso de las almohadas de fibra sí suelen ser lavables en lavadora. Lo ideal es que utilices un programa para prendas delicadas, que no supere los 40 grados y con un centrifugado suave como máximo de 600 rpm. Con todo, la recomendación es que consultes siempre las instrucciones del fabricante al respecto. 

¿Cómo lavar las almohadas que no se pueden introducir en la lavadora?  Tendrás que hacerlo a mano y lo mejor es que lo hagas con agua fría. Es cierto que un trabajo tedioso, pero hay que hacerlo. Por supuesto, el lavado a mano conllevará que la almohada retenga bastante agua, aunque la escurras, así que elige un día soleado y lávala a primera hora para que se seque bien. 

Antes de lavar las almohadas a mano o en la lavadora es aconsejable que compruebes que no tienen ningún tipo de roto, ya que podrían perder relleno o deformarse. 

Si te preguntas como se lavan las almohadas a mano, la respuesta es que tienes diferentes opciones. Lo más recomendable sería llenar la bañera y echar un poco de jabón suave. Salvo que tengan alguna mancha, la recomendación es no frotar para que no se deforme la almohada. 

Deja la almohada unos cinco minutos a remojo y luego aclara de manera abundante con agua fría. 

¿Cómo lavar almohadas en la lavadora que se recomienda lavar a mano?

Si quieres lavar una almohada de plumas en la lavadora, porque te parezca inviable hacerlo en a mano. Puedes utilizar un truco que ayudará a que no se deformen. Introduce 4 pelotas de tenis en otros tantos calcetines. El movimiento que realizarán las pelotas hará que la almohada se deforme mínimamente.  

Para secar este tipo de almohada y cualquier otro, lo mejor es que la extiendas al aire libre sobre una superficie plana. Puedes hacerlo sobre una toalla limpia para que no se ensucien y darle la vuelta para que el secado sea más homogéneo. Lo mejor es no dejarla al sol, aunque sí ha quedado alguna mancha puede ser recomendable, ya que ayuda a blanquear. En ningún caso se recomienda el uso de la secadora. 

¿Se deben llevar las almohadas a la tintorería?

Como has visto hasta ahora, las almohadas se pueden lavar a mano y a máquina, pero en algunos casos también se pueden llevar a la tintorería. Debes comprobar que tus almohadas son aptas para la limpieza en seco, si es así, llevarlas al tinte puede ser una buena solución. 

Si sigues los consejos para lavar correctamente la almohada de tu cama, seguro que disfrutas de un descanso más agradable y sobre todo más higiénico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ver tiendas
Ir arriba