Consejos para dormir en verano

¿Te cuesta levantarte de buen humor? Detrás de esta situación pueden encontrarse diferentes problemas, pero uno de los más habituales es un mal descanso. 

Para muchas personas es una auténtica tortura la hora de irse a dormir, ya que saben que no conseguirán un sueño reparador. En algunas ocasiones la solución no es nada fácil y es posible que se necesite la ayuda de un profesional de la salud. 

Sin embargo, en otros casos es posible cambiar algunas de tus rutinas para conseguirlo. En las siguientes líneas nos centraremos en una de las épocas más complicadas del año para conciliar el sueño: te mostramos algunos consejos para dormir en verano.

¿Qué consejos para dormir en verano te ayudarán a descansar mejor?

Sin descansar bien es difícil tener un buen día, pero si además la falta de un sueño reparador se alarga en el tiempo, la calidad de vida se verá alterada para mal. Por eso, es importante que pongas en práctica todos los consejos para dormir en verano que te ayudarán a mejorar tus noches. 

Tipo de sábanas

Muchas personas utilizan las primeras sábanas que tienen a mano o compran las más baratas. Por desgracia, es un aspecto al que se le da poca importancia, ya que algunos casos solo se tiene en cuenta su estética. 

Lo primero que debes valorar es que unas sábanas viejas y con bolitas dificultarán tu descanso. En verano se duerme con poca ropa y tener en contacto tu piel con este tipo de tela te resultará muy incómodo. Algo que también te sucederá si el tejido es de poca calidad o si está pensado para los meses de invierno.

En el mercado puedes encontrar sábanas fabricadas con tejidos transpirables como el algodón, la seda o el bambú. Además, tienen la capacidad de eliminar la humedad, algo que aumenta el confort de tu cama. 

Almohada

La almohada es otro elemento importante que debes elegir bien si quieres tener un descanso de calidad. El mejor material es la espuma, incluso puedes encontrar modelos que incluyen gel de enfriamiento para ofrecer un entorno más fresco. 

Otro material menos conocido es el trigo sarraceno, que te permite disfrutar de una almohada más fresca y que acumula menos el calor. 

Colchones de verano

Si hay un elemento determinante a la hora de disfrutar de un buen descanso ese es sin duda el colchón. Lo es en todo momento y también en verano. Los mejores colchones para el verano son los viscoelásticos y los de muelles ensacados. 

Si resides en una zona especialmente cálida y con noches muy calurosas, te recomendamos que apuestes por los colchones de muelles ensacados. Consiguen proporcionar una sensación de frescor muy agradable. 

En cuanto a los colchones de viscoelástica, también son perfectos para zonas de calor, ya que al ser porosos no permiten que traspase el calor y favorecen la circulación de aire. Además, ofrecen una óptima transpiración.

Contar con el colchón adecuado en verano no solo favorece tu descanso, sino que también evita que se acumule la humedad y los malos olores, dos aspectos que también podrían arruinar tus noches. 

Dormitorio

Si después de comprobar cómo preparar tu cama para el descanso, te preguntas qué hacer para dormir fresco, ten en cuenta que tu dormitorio también es importante. Por eso, debe tener una temperatura que favorezca el sueño. Para conseguirlo, intenta mantener las persianas bajadas en las horas que el sol dé en tu cuarto. Además, evalúa si está más fresco con las ventanas abiertas o cerradas.

Si tienes aire acondicionado, es una gran opción. Eso sí, prográmalo para que no esté encendido toda la noche. Por supuesto, tu cuarto debe estar en silencio y sin iluminación. 

Cena

Si cenas mucho y además ingieres alimentos fuertes, es muy difícil que puedas descansar bien. Por eso, intenta que la última comida del día sea ligera y no demasiado abundante. Además, lo mejor es que cenes dos horas antes de irte a dormir, precisamente para no realizar la digestión una vez que estás en la cama. 

Deporte

El deporte es muy beneficioso a todos los niveles, pero debe hacerse de la manera adecuada y también en el momento correcto. En este caso, también es importante que lo hagas unas horas antes de irte a dormir. Ten en cuenta que el ejercicio genera una serie de emociones que te pueden impedir disfrutar de un buen descanso. 

Ducha

Otro consejo que te ayudará a dormir mejor es darte una ducha con agua templada justo antes de acostarte. Además, si terminas con agua fría, conseguirás irte a la cama con una sensación de frescor que seguro que te permite disfrutar de un gran descanso. Eso sí, evita acostarte con el pelo mojado, ya que no es bueno. 

Está claro que los consejos para dormir en verano son esenciales para que el calor no te impida descansar en los meses más cálidos del año.Entra a relax.es y echa un vistazo a los colchones, sábanas o almohadas para disfrutar del mejor descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ver tiendas
Ir arriba