Diferencia entre colchones de muelles y espuma

¿Llevas un tiempo sin descansar bien? Pues además de analizar otras cuestiones, quizás ha llegado el momento de cambiar de colchón. Si tiene más de 10 años, no lo dudes, pero si lo has comprado hace menos tiempo, también puede ser necesario. En cualquier caso, si vas a realizar este cambio, es importante que elijas bien. Para ayudarte a conseguirlo, queremos mostrarte cuál es la diferencia entre colchones de muelles y espuma.

¿Cuál es la diferencia entre colchones de muelles y espuma?

Como no se ve, a algunas personas les puede parecer poco importante elegir el colchón adecuado. Sin embargo, no es así. De hecho, se trata del elemento más importante de tu dormitorio, ya que de tu elección puede depender tu descanso.

Si le das la importancia que merece, es posible que te surjan muchas dudas antes de efectuar tu compra. Una de las más frecuentes es cuál es la diferencia entre colchones de muelles y espuma. Una mala decisión marcará tu descanso la próxima década, que es el tiempo que suelen durar los colchones.

Sin embargo, con la información adecuada es posible efectuar la mejor compra, por eso, queremos mostrarte cuál es la diferencia entre colchones de muelles y espuma.

Núcleo

Los colchones de muelles cuentan con un núcleo formado como su nombre indica por muelles, que pueden ser de hierro o de acero. Después, llevan por encima una o más capas de un material diseñado para que no se sientan los muelles y facilitar el descanso.

En cuanto a los colchones de espuma, disponen de un núcleo de poliuretano de distintas densidades. Una de las diferencias más claras con respecto a los colchones de muelles es que la estructura o núcleo no esta protegida por otras capas, sino que simplemente se refuerza con una capa de tela.

Variedad

Otra de las diferencias entre los colchones de muelles y de espuma es que encontrarás varios modelos de los primeros, pero en el caso de los segundos la única diferencia es la densidad de la propia espuma.

Como es lógico, ahora te surgirá la pregunta de qué tipos de colchones de muelles puedes encontrar, son estos:

  • Bicónicos. La forma interior de un colchón bicónico es similar a la de un reloj de arena. Además, favorecen el movimiento y son muy flexibles. La única pega es que no suelen ser cómodos a la hora de compartir lecho.
  • Offset. En este caso los muelles del colchón se unen por medio de un alambre helicoidal. Este modelo sí es perfecto para las parejas.
  • Muelles ensacados. Cada muelle es individual y está dentro de una bolsa de tela. Es un modelo de alta gama y el más adecuado para compartir cama con otra persona.
  • Muelles continuos. En este caso, la estructura del colchón está realizada con un único alambre. Es bastante firme, pero poco adaptable.

Como ya hemos comentado, los colchones de espuma se diferencian solo por su densidad, encontrarás tres tipos:

  • Baja densidad. Tienen un peso inferior a los 24 kilos por metro cúbico. Son los más asequibles y no tienen demasiada calidad. Pueden ser ideales para una cama con un uso esporádico.
  • Densidad alta. Este modelo tiene un peso entre 24 y 40 kilos por metro cúbico. Son de más calidad y también más cómodos.
  • Alta resiliencia. Su densidad es de 30 kilos por metro cúbico. Su espuma es más cómoda y flexible. Son los que tienen un precio más elevado y se consideran de gama alta.

Firmeza

Otra de las características que distinguen un colchón esponja de otro de muelles es la firmeza. Si buscas un colchón que sea blando, la mejor opción son los de espuma. Por otro lado, si apuestas por una superficie más firme, tienes que hacerlo por un modelo de muelles.

Adaptabilidad

Los colchones de muelles no se adaptan demasiado al cuerpo, algo que si sucede con los de espuma. Eso sí, si apuestas por estos últimos, debes tener en cuenta que cuanto más alta es la densidad, mejor se adaptarán.

Independencia de lechos

Como has visto con anterioridad, existen colchones tanto de muelles como de espuma con una buena independencia de lechos. Si quieres un colchón de muelles para compartir cama, apuesta por un modelo de muelles ensacados. En el caso de que prefieras un modelo de espuma, tienes que elegir la espuma de alta resiliencia.

Superficie de apoyo

Los colchones de espuma están diseñados para descansar sobre un somier de láminas o una base tapizada perforada. La razón es que no es un material muy transpirable y necesitan una superficie con mayor ventilación

En cuanto a los colchones de muelles, puedes elegir entre un somier de láminas y uno tapizado, ya que cuentan con una adecuada ventilación.

Articular

Si el colchón se va a utilizar en ciertos tipos de camas o en sofás cama es necesario que se pueda doblar. Hacerlo con los de muelles es imposible, sí es factible con los de espuma, siempre que no tengan una grosor que supere los 20 centímetros.

Ahora que ya conoces la diferencia entre colchones de muelles y espuma, solo te queda elegir el modelo que mejor se adapte a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ver tiendas
Ir arriba